A la espera de remediciones

/ Leave a comment

Por tres ocasiones ha sido presentado el plan de acción emergente que solicitó la Dirección Provincial de Ambiente a la Empresa Pública Municipal de Rastro y Plazas de Ganado para remediar la contaminación al Río Toachi que producía el faenamiento de ganado.

La entidad ambiental no ha aprobado este plan ya que no están claras las medidas de mitigación como por ejemplo: no se dice qué sistema de tratamiento se va a utilizar y cómo lo van hacer.

José Luis Cedeño, director provincial de Ambiente, puntualizó que lo que sí han aprobado es el cronograma de actividades las cuales contemplan que hasta este 31 de octubre se ejecute la construcción de trampa de grasas, trampa de retención de sólidos, mantenimiento de las piscinas, cubetas de sangre, tratamiento biológico, entre otros. Si estas acciones no se cumplen se procedería abrir un proceso administrativo que hasta el momento no se ha hecho.

El funcionario indicó que el afán no es sancionar sino darles la oportunidad de remediar la situación.

Convenio
El pasado 13 de septiembre, la Empresa Pública Municipal de Rastro y Plazas de Ganado y la Asociación de Introductores y Expendedores de Productos Cárnicos de Santo Domingo (Adiexprocar), firmaron un convenio de cooperación interinstitucional y alianza estratégica para el manejo de los subproductos (hieles, grasas, contenido rumial, excremento, sangre, cuernos, entre otros,).

Cedeño indicó que desconoce de esta suscripción y explicó que si estos trabajos se continúan haciendo en el Camal el acuerdo no quita la responsabilidad ambiental a este centro de faenamiento.

Sin embargo, puntualizó que en caso se llevaran los desechos a otro lugar la responsabilidad ya pasa a la otra empresa o la institución, pero esta última debería obtener todos los permisos para operar ya que toda actividad que produzca un riesgo ambiental o biológico necesita tener una licencia. “Ellos deberían haber presentado el convenio por escrito explicando cuales eran las funciones de cada uno para así sancionar y controlar”, dijo Cedeño aunque sostuvo que siempre existirá corresponsabilidad.

Hecho

El pasado jueves, 11 de octubre, técnicos de la dirección de ambiente realizaron una inspección al Camal donde comprobaron que se sigue “manteniendo lo mismo”, aseguró el funcionario. Él señaló que no se estaba trabajando en las piscinas ese día y que el agua que salía del centro de faenamiento era direccionada a un estero que existe en el lugar por lo que tienen que solucionar el problema de descargas.

Sin embargo, en un documento emitido por parte de Fernando López, gerente de la empresa de Rastro, a la alcaldesa, Verónica Zurita, el 11 de octubre, se indica que se ha realizado la limpieza de las piscinas de oxidación, la reproducción de bacterias para el tratamiento de las mismas, así como, se ha firmado el convenio con Adiexprocar para la recolección de desechos sólidos y líquidos producto del faenamiento, además, de la construcción de desagües y tanques para el tratamiento de lixiviados.

Responsabilidad

En el convenio entre estas dos entidades se establece que Adiexprocar siendo beneficiario de los subproductos para transformarlos en abono orgánico se compromete en la obtención de los permisos otorgados por las diferentes entidades del cantón para el funcionamiento del local donde harán este proceso.

Fuente: LA Hora

Leave a comment

Socios Corporativos