Ambiente aclara que Palo Santo tiene 4 ha

/ Leave a comment

El informe de once páginas emitido por el Ministerio del Ambiente del Ecuador (MAE) revisa los antecedentes relacionados con el bosque protector Palo Santo -ubicado en las inmediaciones de Urbanor- y define la extensión del espacio protegido en 4,002 hectáreas, y no las 4,63, como lo registró el antiguo Inefan hace diez años.

Ese documento rectifica un informe emitido en agosto de 2013 por la Dirección Provincial del Ambiente, que determinó que solo 0,30 ha de terreno era protegido y que 3,71 ha estaban fuera de esa consideración. Ante los reclamos propiciados por moradores de las urbanizaciones y ciudadelas ubicadas en los alrededores del bosque y de grupos de ecologistas, el MAE envió a un nuevo equipo de técnicos.

Luego de las inspecciones del caso, se determinó que existe un desfase en las coordenadas, lo cual generó el error.

Luego de realizarse un nuevo levantamiento, con equipos de precisión, se definió que la superficie real del bosque es de 4,002 ha, y que se encuentra conservado en un 75 %, aproximadamente.

Paralelamente, el equipo técnico, encabezado por la ingeniera Sandra Terán, de la Dirección Nacional Forestal, recomienda que sea la Coordinación Jurídica del MAE la que emita un criterio legal que defina la tenencia del predio y su administración como área protegida del bosque.

Frente a este pronunciamiento por parte del MAE, los moradores organizados en la Coordinadora Salvemos Palo Santo, determinó la tarde y noche del martes pasado que solicitarán al Municipio de Guayaquil la restitución de la declaratoria sobre el terreno de ACM (área cedida al Municipio) y pedirán que se entregue al MAE la tenencia del predio.

“Es una de las soluciones más adecuadas”, asegura la coordinadora, a través de un boletín difundido la tarde de ayer.

Palo Santo está ubicado en el sector norte, rodeado por los barrios Urbanor, Lomas de Urdesa y Portón de las Lomas.

En julio de 1995, el Municipio lo definió como ACM y de exclusión habitacional, un año después, el Instituto Ecuatoriano Forestal y de Áreas Naturales y Vida Silvestre (Inefan), lo declaró bosque de vegetación protectora, de carácter privado.

Su administración fue concedida a la fundación Eco Salud, pero desde entonces se reconoce a la compañía Urdesa como dueña del terreno.

Fuente: Expreso

Leave a comment

Socios Corporativos