Desafío ambiental: Dimensionar el consumo irresponsable de agua.

/ Leave a comment

El acceso al agua corriente si bien es algo que forma parte de la vida cotidiana de muchos individuos, especialmente en las áreas urbanas, no forma parte de la realidad de millones de personas. En Latinoamérica 1 de cada 4 personas tiene dificultades para acceder al agua.

No obstante, muy a pesar de esta situación, se suele conceder una importancia relativa al consumo del agua. En buena medida, puede suceder por la facilidad de acceso sin valorar el trabajo humano que le permite tenerlo a su alcance, pero principalmente por falta de educación sobre el mejor aprovechamiento del recurso.

El agua dulce constituye aproximadamente el 2,5% de las aguas del planeta, ya que el agua salada de los océanos es el 97% del total. A su vez, el 0,025% es agua de fácil acceso. Del total de agua potable, saneada para el consumo humano, en algunos países ricos se llega a consumir 2300 metros cúbicos per cápita anuales. En la Argentina, sólo el diez por ciento del agua dulce es para consumo personal; el 70% se utiliza para riego en la agroindustria por distintas vías naturales o artificiales, y el 20% restante se emplea en la industria.

Cuidar el consumo de agua es una responsabilidad individual y colectiva, ya que la abundancia de algunas regiones contrata con la escasez de otras. Por ello, la desigualdad de acceso al agua debe enseñar a saber administrarla con criterio, preservándola de la contaminación para las futuras generaciones.

Fuente: Droquimar

Leave a comment

Socios Corporativos