El agua, un recurso al que no todos acceden aún

/ Leave a comment

Un pequeño manantial fue hasta hace diez años la fuente de la que se abastecía la familia Torres, pero la lejanía dificultaba el traslado del agua, así que optaron por otra alternativa: cavaron un pozo de 20 metros de profundidad al pie de la casa y hoy, con la ayuda de una bomba, logran llenar dos tanques con el líquido que usan para cocinar, lavar y beber.

El agua es el recurso más “codiciado” para quienes habitan en el recinto La Codicia, ubicado en el lindero de los cantones Mocache y Palenque (Los Ríos). Ahí están asentadas unas 15 casas y 15 más en los alrededores. “El que tiene (dinero) se hace un pocito y el que no, hace un hueco cerca de casa”, comenta Alicia Torres, quien ha solicitado la instalación de un pozo y un tanque elevado para este caserío.

Aseguran que ninguna autoridad ha gestionado el acceso al agua para esta comuna. Ni las nacionales ni las seccionales. La situación se repite en otras zonas rurales del país, en donde no hay acceso directo al agua. En las ciudades se da, pero en menor cantidad.

Este es uno de los desafíos pendientes en el país, que se encuentra también entre los objetivos del Año Internacional de la Cooperación en la Esfera del Agua, que se celebra en este año, declarado así por la Asamblea General de la Naciones Unidas.

Cada vez hay más demanda de acceso al agua, que requiere de una distribución adecuada, de servicios de los recursos hídricos y cooperación, según la ONU, que calcula que la población pasará de 7.000 millones de habitantes a 9.000 millones en el 2050. Entre ese periodo la necesidad del agua crecerá entre el 10% y el 20%. Por ello, la importancia de la asignación de este recurso como se lo planteó en la Conferencia internacional anual ONU Agua que se efectuó en esta semana en España.

En Ecuador, la Constitución garantiza el agua a sus habitantes. No obstante, en la práctica es vulnerado este derecho que es catalogado como fundamental e irrenunciable, pues muchos aún no acceden a este recurso.

Además de asegurar la calidad del agua en artículos como el 276, la Carta Magna reconoce el derecho al agua potable (ya tratada). Lo expone como parte de la vida digna. Pero solo el 76,51% de hogares tiene acceso a este servicio en el país, mientras que el 23,49% no, según la Encuesta de Buenas Prácticas Ambientales en Hogares, que realizó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) en 21.768 viviendas, la cual fue difundida en octubre pasado.

La población de hogares que acceden al agua potable se concentra en la zona urbana con el 92,7%, mientras que en la rural es del 49,3%.

Los Ríos, según la encuesta, es una de las diez provincias con menos acceso al servicio de agua potable (40,90%). En Mocache, por ejemplo, más del 70% de la población urbana y rural se abastece de un sistema de agua que consiste en un pozo profundo (60 metros), tanque de agua elevado y la red principal.

Clara Vera, del Departamento de Agua Potable y Alcantarillado de este cantón, señala que este sistema de agua tiene un análisis de la calidad y hasta el momento no registra contaminación de hierro, magnesio o fosfato. Desde el 2009 hasta la fecha, el Cabildo ha construido 84 sistemas de agua y está pendiente dotar de una planta potabilizadora de agua para el sector urbano.

Sucumbíos es otra de las provincias con menos acceso al agua por red pública (32,93%), según la encuesta. Un ejemplo es el barrio Paraíso, al noreste de Nueva Loja. Las 40 familias que allí habitan no cuentan con este servicio. En los portales proliferan los tanques de plásticos que usan para reservar el agua.

Fuente: El Universo

Leave a comment

Socios Corporativos