El Ártico perdió hielo del tamaño de la India en 2012

/ Leave a comment

En el 2012 tuvieron lugar fenómenos climáticos extremos en todo el mundo, sobre todo en el hemisferio norte, con grandes olas de calor y de frío y un deshielo sin precedentes de la banquisa ártica, indicó ayer en Ginebra la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

La capa de hielo del Ártico se encogió este año hasta un tamaño nunca antes registrado, debido a una aceleración alarmante del deshielo, que llegó a provocar la pérdida de una superficie helada comparable a la India, según la OMM.

Entre marzo y septiembre pasados, la capa de hielo del Polo Norte perdió 11,83 millones de km² y en ese último mes su tamaño llegó a reducirse a la mitad respecto de la extensión media mínima estacional del periodo 1979-2000.

Según los datos de la organización, que actúa como uno de los principales brazos científicos del sistema de la ONU, la superficie del Ártico se redujo el 16 de septiembre pasado a su talla mínima desde que existen observaciones por satélite.

Comparado con la extensión mínima media estacional del periodo en cuestión se concluye que “desapareció” el 49% del hielo, equivalente al tamaño de la India (3,3 millones de km²).

Al presentar ayer el “Estado Mundial del Clima 2012”, la OMM señaló que la situación del Ártico es una evidencia más de “los profundos trastornos que están ocurriendo en los océanos y la biosfera”.

El secretario general de la OMM, Michel Jarraud, consideró que hay que estar alarmados por el ritmo espectacular del deshielo –observado no solo en el Ártico, sino también en Groenlandia–, porque si bien el hielo volverá a formarse en este invierno, será uno muy fino y más vulnerable a futuros derretimientos.

Al explicar las consecuencias del deshielo del Ártico, Jarraud mencionó que, además de contribuir a la subida del nivel del mar, “puede ser una de las causas del frío extremo en Europa y en el norte de Asia al inicio de este año”.

“Queremos que esta información se tome en cuenta en Doha”, añadió en referencia a la conferencia que reúne a 194 países para decidir sobre el futuro del Protocolo de Kioto.

En el 2012 también se registraron otros fenómenos extremos. En la cuenca del Atlántico, por ejemplo, la actividad de la temporada de huracanes fue superior a la media por tercer año consecutivo, con 19 tormentas, diez de ellas alcanzaron la categoría de huracán, como en el caso de Sandy.

El año también estuvo marcado por grandes nevadas y temperaturas extremas entre finales de enero y mediados de febrero, sobre todo en Rusia y Europa, con temperaturas que alcanzaron los -50 °C. Un frío que, según la ONU, “puede estar relacionado con el deshielo en el Ártico”.

A pesar del temprano enfriamiento por la corriente La Niña, el 2012 también será uno de los diez años más calurosos de que se tiene registro, advirtió la agencia climática de la ONU.

Fuente: El Universo

Leave a comment

Socios Corporativos