El relleno hidráulico se extiende en Babahoyo

/ Leave a comment

babahoyo

Solo en recuerdos quedará la extensa sabana poblada de centenares de viviendas con puntales de madera y puentes de caña que parecían no tener fin.

Aquel panorama, que se observaba al margen derecho de la avenida 25 de Junio y que sirvió de inspiración para pintores y directores de cine, hoy simplemente va desapareciendo.

En el 2009, el relleno hidráulico inició en varios sectores periféricos de Babahoyo y en este año se concretará en otras ciudadelas del cantón.

Todo empezó cuando el Cabildo y la Armada Nacional concretaron un proyecto que consistía en atender con el relleno integral a todas las zonas bajas de la ciudad. Este plan posteriormente fue presentado para su aprobación al presidente de la República, Rafael Correa, y a la ministra de Transporte y Obras Públicas, María de los Ángeles Duarte.

Para la ejecución de la obra cinco dragas arribaron a la ciudad y se ubicaron en los ríos Babahoyo y San Pablo, para iniciar la extracción de arena de dichos afluentes.

Según la alcaldesa de Babahoyo, Kharla Chávez, con esta obra social se busca mejorar la calidad de vida de aquellas personas que por años vivieron sobre terrenos inundables y pantanosos.

Lo negativo. Por la magnitud de los trabajos muchas casas se perdieron y otras están enterradas hasta la mitad.

Nicolasa Guacho, habitante desde hace 22 años del sector Barreiro Nuevo, dijo que el relleno sepultó la primera planta de su vivienda y la segunda está enterrada hasta la mitad.

Con las lluvias el agua filtra e ingresa a su casa, donde habita con sus tres hijos y nietos.
“Con la venta de legumbres he mantenido a mis hijos, pero no me alcanza para hacer un piso más y levantar la vivienda”, lamentó.

En similares condiciones está Maricela Avilés, quien aseguró que el relleno sobrepasó el nivel esperado por los habitantes y generó el malestar. Cada semana compra una funda de cemento para levantar el techo de su casa que quedó a un metro y medio de alto.

Varias familias abandonaron sus casas por la falta de dinero para reconstruirlas. Los inmuebles quedaron desolados y en otras tratan de acomodarse.

Mabel Amaiquema rellenó el interior de su vivienda y con tablas improvisó un piso. En su casa de ladrillos solo quedan las ventanas, pues el resto está cinco metros bajo arena.

Chávez recuerda que la parroquia Barreiro se volvió a rellenar el año pasado por disposición de la ministra Duarte, luego de que el invierno del 2012 sobrepasara los límites de la anterior intervención.

Los trabajos costaron 2 millones de dólares adicionales al monto total de la obra, que debe completarse en un plazo de cuatro años. Adicionalmente se elevaron los postes del tendido eléctrico que habían quedado enterrados.

En el actual periodo se cumple con el relleno en la ciudadela Virgilio Zúñiga. Llegará a las ciudadelas Paraíso Sur y Solbrisa 1 y 2. Otra draga continúa laborando en las parroquias de El Salto y Barreiro para completar los trabajos.
El compromiso es rellenar todo el margen de la avenida 25 de Junio hasta llegar a las inmediaciones de la terminal terrestre. Habrá operativos para impedir nuevos asentamientos en la sabana.

Tatiana Ortiz – Babahoyo
Fuente: Diario Expreso

Leave a comment

Socios Corporativos