El té verde está lleno de beneficios

/ Leave a comment

Té verde se llama al que se hace con hojas frescas que se secan y son fragmentadas enseguida. En cambio, el té negro es fabricado con hojas fermentadas. El té verde representa menos de la cuarta parte del total de té mundial. Se consume mucho en China y Japón. Ahora es más popular en Occidente, que solo tomaba té negro.

Los chinos han tomado té como bebida medicinal durante cinco milenios. Hace unos años, en Estados Unidos se desató la moda del té verde como adelgazante. Pero este momento hay pruebas científicas de otras propiedades más importantes del té verde.

En China, una investigación concluyó, tras un seguimiento a 69 000 mujeres de ese país, que las que bebían té verde al menos tres veces por semana tenían el 14% menos de probabilidades de desarrollar en el futuro cáncer de colon y de estómago.

El centro médico de la Universidad de Columbia, en Nueva York, comprobó que a las mujeres con cáncer de mama que tomaron té verde regularmente se les redujo el crecimiento de sus tumores.

Pero no solo a las mujeres. En dos grupos de hombres con cáncer de próstata (en la Universidad Estatal de Louisiana y en la Universidad de California en Los Ángeles), se vio la misma reacción entre quienes tomaban té verde.

A Vicente Aguilera, médico y antropólogo que estudió acupuntura en China y es muy reconocido en Sangolquí, no le sorprenden esos estudios recientes. Indica que China tiene una de las incidencias más bajas del mundo en cáncer de próstata y recuerda la proverbial longevidad china y su gran consumo de té verde. En Japón, donde también se consume mucho té verde, los cánceres de próstata y mama tienen solo un tercio de la incidencia que hay en Estados Unidos, según la OMS.

Su poder anticancerígeno en este caso y en algunos otros, como en el caso del cáncer de estómago, es bien conocido en la nación más poblada del mundo. Además, señala el médico que el té verde es antiagregante (previene la trombosis), es antiulceroso, antiviral, diurético (elimina líquidos y ayuda a bajar de peso), protege las arterias y previene la caries dental.

Ojo con la cafeína

Por su alto contenido de oxalatos, el té verde no debe ser consumido por personas que padezcan de ansiedad, insomnio, cálculos o alteraciones premenstruales.

Aunque el té verde tiene menos cafeína que el té negro y que el café, puede provocar insomnio o nerviosismo en las personas que son sensibles a ese componente.

Lo ideal es tomarlo por la mañana o al mediodía. Por supuesto, tampoco es conveniente que lo tomen los niños ni aquellas personas que estén tomando algún medicamento que sea incompatible con la cafeína.

Del colesterol a las caries

Nora Falconí Ponce, nutricionista clínica de Endocare (Centro Integral de Endocrinología y Diabetes), explica las bondades del té verde: aliado en la lucha contra el cáncer y enfermedades degenerativas; favorece la eliminación del colesterol malo; ayuda a reducir los triglicéridos.

Los enfermos de dolencias cardiovasculares se beneficiarán por su efecto antitrombos.

El té verde puede prevenir la hipertensión; ayuda a eliminar grasas; por su efecto suavemente diurético, combate la obesidad; puede ser útil en el tratamiento de la diabetes, ya que disminuye los niveles de glucosa, al regular los niveles de insulina.

Los polifenoles del té verde protegen la piel contra el daño provocado por el sol. Sus antioxidantes reducen los efectos del envejecimiento; por su efecto astringente, combate la diarrea; como broncodilatador, alivia asma, bronquitis y enfisema. Su efecto antioxidante refuerza el sistema inmunitario. Su aporte de flúor ayuda a prevenir la caries.

También es eficaz para tratar la halitosis (mal aliento). Y, si tenemos los ojos inflamados, nos podemos aplicar bolsitas de té verde frías, durante unos minutos.

Un libro de 1191 ya lo ensalzó

El ‘Kissa Yojoki’ o ‘Libro del Té’, escrito por el prior budista zen Eisai en 1191, describe cómo el té verde es positivo para los órganos vitales. El antiguo libro japonés discute las cualidades medicinales de esta bebida: para disipar los efectos nocivos del alcohol, como estimulante, curando enfermedades de la piel, apagando la sed, eliminando indigestiones, curando el beriberi, previniendo la fatiga, mejorando las funciones urinarias y las del cerebro. También cita las formas de las plantas de té, sus flores y sus hojas, explicando cómo crecen las plantas y los procesos que viven sus hojas.

Fuente: El Comercio

Leave a comment

Socios Corporativos