En Guayas sigue el temor por gasoducto

/ Leave a comment

La instalación de un ducto para el transporte de gas licuado de petróleo hacia la planta de almacenamiento de Tres Bocas, en el sector de Pascuales, Guayas, mantiene en vilo a toda la comunidad que habita en las ciudadelas de la vía a la Costa. El conflicto se complica más, mientras pasan los días.

Los nervios se incrementaron ayer tras la tragedia ocurrida en el ciudad de Sessoville, en EE.UU., donde la explosión de una tubería de gas de 20 pulgadas dejó un infierno de llamas de más de 30 metros de altura, en medio de una población de 4.000 habitantes. De eso se enteraron en Flor de Bastión, al norte de Guayaquil, y lo compararon con su situación, a pesar de que el presidente de Petroecuador, Marco Calvopiña, ha explicado a la comunidad y al alcalde Jaime Nebot que el proyecto cuenta con todos los requerimientos técnicos.

Pese a eso, la gente continúa con miedo y más aún cuando en Flor de Bastión, la tubería que está siendo colocada por técnicos de Petromercial sufrió un ataque. Se le prendió fuego a un colchón y el ducto quedó perforado.

El gasoducto que se construye en la zona de Puerto Vita, Puerto Azul, Punta Esmeraldas, Bello Horizonte pasa a pocos metros de las zonas pobladas y de la principal autopista, lo que despierta incertidumbre entre los residentes. Incluso, un letrero de Petrocomercial, ubicado en la obra, alerta sobre el peligro y la necesidad de no de hacer excavaciones por la alta presión del tubo.

Fuente: La Hora

Leave a comment

Socios Corporativos