Halcón peregrino estuvo cuatro días en Ecuador

/ Leave a comment

San Lorenzo, en la provincia de Esmeraldas, fue el poblado ecuatoriano que el 29 de octubre recibió al halcón hembra Island Girl (Chica de la Isla) en su más reciente visita al país.

Ella viene de Canadá, va a Chile. Su ruta a lo largo del continente americano es de alrededor de 15.000 kilómetros y lo cubre en algo más de 50 días.

Island Girl es un halcón hembra peregrino cuyo vuelo es monitoreado mediante un dispositivo GPS desde el 2007. Ecuador le da seguimiento a partir del 2009.

Desde entonces ha cruzado el país en ocho ocasiones (ver gráfico). Después de San Lorenzo hizo “escala” en la reserva ecológica Bilsa (Esmeraldas). Pasó por Quinindé, El Carmen, Quevedo, Babahoyo, los manglares de Churute (Naranjal), Machala, El Guabo y dejó suelo ecuatoriano a través de Macará (Loja), el 2 de noviembre pasado.

Fue la ruta que registró el portal http://www.frg.org, de la organización Peregrinos Cruz del Sur, del Grupo de Investigación de Halcones (FRG, por sus siglas en inglés). El FRG fue fundado por el biólogo estadounidense Bud Anderson, en 1985.

La ecuatoriana Nancy Hilgert Valarezo, experta en aves y ambientalista e integrante de FRG, dice que a las 17:00 del pasado miércoles, el GPS detectó que Island Girl volaba cerca de la ciudad de Babahoyo a una velocidad de 71 km/h.

En el 2009, evoca Hilbert, la peregrina, en su ruta hacia el norte, durmió en la loma ubicada en la parte posterior del conjunto residencial La Joya, en la av. Ing. León Febres-Cordero, jurisdicción de Daule, a unos 2 km de Pascuales.

Esta ave rapaz, que come principalmente palomas y cuyo cuerpo mide máximo 50 centímetros, es catalogada la más veloz del mundo.

Island Girl pertenece a la subespecie tundrius y ese nombre se desprende del término tundra, que supone un terreno llano, de clima subglacial y característico de la isla Baffin, en el archipiélago ártico de Canadá, sitio de anidación de este halcón peregrino.

Ecuador también tiene una subespecie de esta ave de rapiña, que migra sin salirse del territorio ecuatoriano, según Hilgert. Ella los ha estudiado. “Por diez años he tenido la ubicación de los nidos, sé cuántos pichones crían, qué comen, cuánto tiempo demoran en eclosionar sus huevos…”, dice con seguridad. Incluso sostiene que el 10 de octubre de 1981, en Guayllabamba (Quito), ella halló el nido que corroboró que existen halcones peregrinos locales.

“Viven en valles cálidos, no migran; se quedan alimentándose por ahí cerca. Solo los botan las actividades humanas”. La ambientalista anota que en la Kennedy norte, donde vive, suele “saludar” con un halcón peregrino los primeros días de octubre. Hace diez años se posaba en una antena cerca a su casa, ahora oye su silbido por el edificio del Gobierno Zonal. Es un monitoreo improvisado. Solo Island Girl tiene rastreador.

Leave a comment

Socios Corporativos