Los productos orgánicos se asientan en Cuenca

/ Leave a comment

Pese a ser más caros, estos alimentos tienen aceptación porque están libres de insecticidas que contengan químicos

La propuesta de recuperar los huertos de las casas del centro de Cuenca, que fue impulsada en 1998, se convirtió en una manera de dinamizar la economía de los pequeños productores del cantón. Con un promedio de ganancia de $30 a $40 mensuales, la tendencia de cultivar productos orgánicos y venderlos en los diferentes mercados de la ciudad, obtiene cada vez más apoyo.

“En el sabor de la carne uno se da cuenta que el animal ha sido bien alimentado”, comentó Carmen Delgado, ama de casa y compradora de estos productos. Para ella, comer pollo, chancho o cuy criado de manera orgánica es un beneficio para la salud, pues no son criados con alimentos que contengan químicos.

El precio de la libra de un pollo criado en una granja ecológica es de $ 1, 90, es decir ¢50 más que la libra de pollo tradicional, explicó Magaly Ullaguyari, miembro de la Asociación de Productores Agroecológicos del Azuay.

Según Ullaguary, la parte más difícil de criar pollos a través de este mecanismo es que el tiempo de crecimiento del animal es de aproximadamente cuatro meses y su peso máximo es de tres libras y media. Cada trimestre ella comercializa de 25 a 30 pollos, por los que factura $170.

Con respecto a las hortalizas, los precios no son muy elevados. Un atado de zanahorias se consigue desde ¢50, mientras que los atados de perejil, cebolla y cilantro, se venden desde los ¢25, detalló Alejandro Cambi, comerciante de productos orgánicos. Cambi, quien posee un terreno de 50 metros cuadrados, ubicado en Miraflores, aseguró que invierte $20 mensuales en su cultivo, dinero que obtiene de la venta de sus productos, que antes, con la presencia de intermediarios, no conseguía.

Genaro Vélez, director de la Asociación de Productores Agroecológicos del Azuay, explicó que con este proyecto no solo se busca impulsar un modo de producción natural libre del uso de químicos que podrían ser perjudiciales para la salud de las personas, sino que además es una forma de fortalecer el comercio de los pequeños productores.

Para ser parte de esta asociación, la persona interesada debe cancelar $200, pero el 25% de esa cuota debe ser entregado al momento de la inscripción, mientras que el dinero restante se difiere en un año de plazo.

Vélez precisó que los $200 son para que la Asociación de Productores Agroecológicos del Azuay alquile las carpas que serán utilizadas por los propios comerciantes para expender sus productos. Actualmente la comercialización de hortalizas, frutas, legumbres, carnes, lácteos y otros productos de origen orgánico, se realiza en el mercado 12 de Abril, mercado 27 de Febrero, en la plataforma comercial de Totoracocha, en la plataforma comercial de Miraflores y en el mercado municipal de Ricaurte.

Otro de los gastos que comprende este rubro son las capacitaciones que imparten los técnicos a la comunidad, pues desde que se integran a la asociación, ellos son responsables de fabricar su propio abono para cultivos, hecho de estiércol de animales.

Vélez precisó que las capacitaciones tienen un costo que bordea los $500 y se realizan siempre y cuando se conformen grupos superiores a las 20 personas. (MAN)

Más información

Uno de los requisitos para ser miembro de la asociación es que los terrenos de cultivo no hayan sido fertilizados con químicos.

Un equipo de técnicos emite un informe sobre el estado del suelo y con base en ello se aprueba o se niega el pedido para ser miembro de la asociación.

Para elaborar el abono que servirá para la fertilización del suelo, un equipo de técnicos brinda apoyo a los comerciantes.

Los productos ORGÁNICOS son vendidos también en ferias mensuales que se realizan en los parques de Cuenca.

Los productos orgánicos deben someterse a los controles de calidad que establece la Asociación de Productores del Azuay.

Fuente: Hoy

Leave a comment

Socios Corporativos