Pozos y tuberías aéreas ante falta de agua en río

/ Leave a comment

Ayer, poco después del amanecer, Ángela Bohórquez, tras bañarse debía preparar la comida, alimentar y darles agua a sus aves de corral y cerdos, además de irrigar las plantaciones que rodean su casa, en la comunidad Boquerón, a 20 minutos del centro del cantón Olmedo.

Para cumplir con esta rutina, ahora a ella se le suma otra tarea que es indispensable para poder ejecutar las otras: extraer agua desde un pozo.

Sin embargo, la ausencia de lluvias ha generado que casi no pueda extraer agua con bomba. Ahora, junto con su esposo, habilitará un pozo en medio del estero Carne Asada, donde casi nada queda del riachuelo que pasaba hasta hace dos meses.

“Ya no hay agua por el estero, ya sentimos la sequía y fíjese que debemos aprovechar lo poco de agua que sacamos del río, pero tememos que se seque porque todo mundo agarra agua”, relata Bohórquez.

En la comunidad Carne Asada, vecina de la población de Boquerón, la situación es similar. Uno de sus pobladores, Israel Rodríguez, ayer reclamaba el porqué siempre se ofrecen obras ante la sequía, pero poco se concretan.

La mañana de ayer se percató de que en la finca que él custodia, una de las vacas que buscaba desde el jueves ya había muerto. “Vi a la vaquita muerta, no sé si por falta de alimento porque los pastizales se están secando y no hay comida, menos agua”, reseña Rodríguez, quien verificaba plantaciones de café que no han crecido.

En Estero León, los pozos se están extinguiendo relata Ramón Briones. Él desde hace dos años no ha vuelto a sembrar.

“La poca agua que agarramos es para medio tomar, pero no es tan buena. No hay agua en esta ciudad”, indica. Al paso, en las vías que conectan a las poblaciones de Olmedo ya se observan señales que denotan la falta del líquido; ganado con poco peso en medio de pastizales secos, plantaciones como maíz que les falta agua y cuyos tallos comienzan a tornarse amarillos cuyos dueños reconocen que ya no desarrollarán.

En la zona urbana se ve al río Puca solo con la mitad de su caudal, con nivel bajo con relación a otras épocas. En el centro, Roxana Mieles, quien reside en las calles Eloy Alfaro y 12 de Diciembre, al igual que unas 20 familias han conectado tuberías por vía aérea (para que no sean destruidas por el paso de vehículos), que, por medio de una bomba, captan agua de un pozo. Deben esperar 15 minutos para que este acumule agua que se pueda succionar.

“Debemos avisarle al vecino que solo capte agua por minutos pues el río se ha secado y es la única fuente. Y eso que el agua sale con sarro, pero no nos queda de otra”, dice Mieles.

Jacinto Zamora, alcalde de esta ciudad, dijo que el problema se evidencia en las 93 comunidades del cantón y que el pasado miércoles se estableció que técnicos del Cabildo, de la Prefectura y de Senagua “conforme tapen (muros)”, permitan captar agua al paso del río Puca. Indicó que solo se han construido dos albarradas que ya se secaron.

Aldo Vásquez, del área de Riego de la Prefectura, dijo que se analiza crear tapes en el río Puca y dos pozos, en San Roque y en el centro de Olmedo.

Wilson Mendoza, de Senagua en Manabí, expresó que la construcción de pozos y albarradas es competencia del Consejo Provincial y municipios.

Fuente: El Universo

Leave a comment

Socios Corporativos