Rodolfo Llinás busca crear un agua que mejoraría la función de células

/ Leave a comment

Neurocientífico colombiano habló de un líquido más vital. Serviría para tratar males degenerativos.

El uso de nanomoléculas de agua que optimizan la función celular podría revolucionar muy pronto el campo de la medicina.

Así lo afirmó el neurocientífico colombiano Rodolfo Llinás, de visita en el país, quien está trabajando en un proyecto que busca crear un agua más eficiente, pero sin modificar su estructura, para convertirla en un elemento que les provea a las células mayores elementos de funcionamiento, de defensa y de sobrevida.

“Se trata de una nueva agua, diferente a la que conocemos, que optimiza el estado vital… Una se puede tomar y podrían utilizarla los atletas; la otra puede administrarse por vía intravenosa”, explicó Llinás.

De acuerdo con el neurocientífico, el agua normal es sometida al influjo de una alta concentración de energía, a través de un proceso de nanotecnología. Con eso se logra que en el líquido ocurra un fenómeno llamado cavitación, gracias a lo cual se producen nanoburbujas de vacío en las que se inserta el oxígeno (dentro del cristal normal del agua), multiplicando así su capacidad de oxigenación.

Esta propiedad le confiere al oxígeno un poder especial sobre todas las células, principalmente por un cambio de relación entre las membranas de éstas con la nueva forma de agua (una nueva relación entre las células y un agua mucho más eficiente dentro de su capacidad vital).

En últimas, el agua como elemento vital se potencializa, dándole a la estructura celular unas mayores condiciones de actividad, de defensa, de funcionamiento y de sobrevida. Eso permite que las células sean más resistentes a enfermedades, que funcionen mejor y que sobrevivan más.

Al tener las células estas propiedades, se podrán tratar, e incluso prevenir, enfermedades causadas por el deterioro celular.

“Hemos generado un nuevo concepto en medicina y es una sustancia que optimiza la vida; no son drogas, no son hormonas, no son vitaminas… Estamos produciendo algo totalmente diferente que tiene que ver con la física del agua, la relación entre agua y vida. Es revolucionario”, agregó el científico.

Se cree que esta tecnología podría tener otras aplicaciones, como la descontaminación de lagos e incluso la creación de nuevos medicamentos.

Llinás y su equipo, conformado por investigadores estadounidenses, esperan tener resultados definitivos para el año próximo. La compañía estadounidense Revalesio participa en esta investigación.

El anuncio de este proyecto lo hizo en el marco de la IV Semana Nacional de la Ciencia y la Tecnología, en Maloka.

Actualmente, Llinás es catedrático de neurociencia en la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York (Estados Unidos) y director del departamento de Physiology and Neuroscience de la misma institución.

Fuente: El Tiempo

Leave a comment

Socios Corporativos