Tipo de tuberías: Le damos algunas recomendaciones

/ Leave a comment

El hierro es el material más popular para tuberías de drenaje y de agua potable, y es aceptado en todo el mundo. Estas tienen varias ventajas y desventajas, algunas de las cuales han sido contrarrestadas en los últimos años.

“Por ejemplo, ahora las tuberías de hierro están cubiertas por una capa insoluble de grafito que resiste la corrosión que era uno de los problemas más comunes con este tipo de cañerías”, explica Juan Carlos Lucena, arquitecto.

Las tuberías de cobre también son muy populares y se las utiliza generalmente en trabajos de calefacción central. El cobre no es tóxico y por ende es seguro de usar.

“Una de las mayores ventajas de las tuberías de cobre es que estas no se oxidan como sí sucede con las de hierro”, dice Lucena. El cobre también es más maleable, por lo que es utilizado en sistemas complejos de tuberías, donde se necesita realizar muchas curvaturas. También es un material fácil de transformar en otros productos, lo que lo convierte en el material ‘verde’ (amigable con el ambiente) de las tuberías.

“Si lo que se busca es gran durabilidad y resistencia, yo recomiendo las tuberías de cobre”, aconseja Lucena. Estas tuberías son a prueba de fuego y de corrosión. Una vez instaladas, pueden durar varios años.

“Otro pro es que la gran elasticidad del cobre hace que este sea muy fácil de trabajar”, asegura el arquitecto. Se puede doblar las tuberías, lo que elimina la necesidad de codos y a su vez reduce los costos de instalación. El tener tuberías de cobre, además, aumenta el valor de la propiedad.

Tipos de cobre

Los dos tipos de tuberías de cobre que se pueden encontrar son: rígidas y flexibles. “Lo que más se llevan los arquitectos son las flexibles porque tienen muchas ventajas sobre las otras”, dice Abraham Martínez, propietario de un almacén de insumos de construcción.

Las tuberías de cobre flexible son versátiles y fáciles de trabajar. Además pueden ser utilizadas en concreto. También pueden ser fabricadas de diferentes tamaños, por lo que son aptas para distintos tipos de usos. “Como al cobre se lo puede fundir y soldar fácilmente, se puede organizar las tuberías de varias formas”, explica Lucena.

Ya que las tuberías de cobre flexibles son fáciles de manejar, el tiempo que se utiliza en ponerlas es menor. Por ejemplo, estas tuberías pueden ser instaladas sin problema en paredes angostas y en el piso. Esto reduce los costos de instalación aún más.

“Otra característica deseada de las tuberías de cobre es que no tienen plomo, así que va atener agua limpia, segura y saludable”, dice Lucena. Así, el agua de estas tuberías no representa un riesgo para la salud, todo lo contrario, el cobre es biostático. Esto significa que ningún tipo de bacteria puede crecer en ellas. “Tampoco emiten gases tóxicos en caso de incendio”, concluye Lucena.

Tuberías plásticas

Las tuberías de plástico tienen una superficie interior suave y anticorrosiva. Esto se traduce a agua de gran calidad. “El plástico es por naturaleza suave y liviano, lo que hace que estas tuberías sean fáciles de trabajar”, explica Carla Loor, arquitecta, quien prefiere este tipo de tuberías.

Su peso también hace que las tuberías sean altamente resistentes a quebraduras y rompimientos por presión. Tampoco se dañan si estas se caen. Además, “son resistentes a químicos y no se dañan con las sales, ácidos o fertilizantes presentes en el suelo”, asegura la profesional.

Sin embargo, las tuberías de plástico no son resistentes al fuego. Si se desatara un incendio, se destruirían por completo. Otra desventaja es que “generalmente solo las fabrican de diámetros pequeños, lo que hace que no se las pueda utilizar para ciertos trabajos”, advierte Lucena.

Tipos de plástico

Las tuberías de PVC flexible son un producto altamente codiciado por los arquitectos. Este es un material importante y con varias diferencias del plástico normal.

La primera es la durabilidad. “Las tuberías de plástico regular son muy rígidas y no se quiebran ni rompen”, explica Martínez y acota que “se requeriría de mucho esfuerzo para romper una de estas tuberías”.

Las de PVC flexible también son muy durables, pero tienen sus limitaciones estructurales. Las temperaturas bajas, por ejemplo, las afectan más que a las tuberías de plástico regular.

“Las de PVC flexible se las llevan cuando necesitan bordear esquinas o para trabajos de tratamiento de aguas”, dice Martínez. El plástico regular no se dobla, por lo que necesitará de codos esquineros extras si se quiere colocar este tipo de tuberías alrededor de esquinas.

Otro beneficio del PVC flexible es su facilidad de almacenamiento. “Los tubos de plástico normal deben ser guardados en toda su longitud, mientras que a los de PVC flexible se los enrolla y se los puede guardar casi en cualquier lugar”, asegura Loor.

“Y lo mejor es que el PVC flexible no cuesta más que las tuberías de plástico normal. La diferencia es de unos pocos centavos”, concluye la arquitecta.

EL DATO
Los dos tipos de tuberías de cobre que se pueden encontrar son dos: rígidas y flexibles.

Fuente: La Hora

Leave a comment

Socios Corporativos