Una empresa cuencana elimina de su producción materiales contaminantes

/ Leave a comment

Plástico es reemplazado por materiales menos contaminantes

Equisplast recibió la certificación ambiental Punto Verde que la otorga el Ministerio del Ambiente a empresas que generen nuevas y mejores prácticas productivas y de servicio

La empresa Equisplast es la primera, en Cuenca, en recibir la certificación ambiental Punto Verde que la otorgada el Ministerio del Ambiente como un incentivo a las entidades que implementan producción limpia para la conservación del ambiente.

Equisplast es una empresa cuencana que tiene 10 años en el mercado suministrando productos elaborados con plástico reforzado. Javier Moscoso, gerente de esa empresa, recuerda que iniciaron con tanques de almacenamiento de líquidos, pero desde hace ocho años construyen también diferentes productos para la industria agrícola, eléctrica y petrolera, como postes, crucetas, pasamanos, gradas, puentes, etc.

Fabián Espinoza, gerente del programa de Desechos Sólidos del Ministerio del Ambiente, dijo que el certificado ambiental fue otorgado porque se verificó que en el proceso de producción de la empresa se eliminó el plástico strech film. Ahora utilizan el poliéster reforzado con fibra de vidrio. También porque los productos finales reemplazan a la madera.

La fibra de vidrio, que es uno de los materiales utilizados, genera una misma capacidad de resistencia en comparación con otros elementos desechados, pero aporta más tiempo de vida útil al producto final sin afectar ni dañar el medio ambiente.

El poliéster, a decir de Moscoso, es considerado un plástico de baja oxidación que no se daña fácilmente y que tampoco general vapores tóxicos al ambiente, lo que provoca una mejor interacción ambiental.

Tanto la fibra de vidrio como el poliéster no afectan a la tierra, es un material que se puede utilizar como relleno sin ningún problema. Moscoso dice que los compuestos orgánicos que desprende el poliéster orgánico, antes de que se haga un plástico sólido, se absorbe, por ello destaca que son mejores prácticas para conservar el medio ambiente.

Moscoso dice que este reconocimiento les motiva a generar nuevas ideas para la fabricación de productos de calidad con el menor impacto ambiental posible. Directivos de Equisplast solicitaron en el 2006 una primera auditoría ambiental. Constantemente fueron incentivados por sus procesos de mejora continua hasta que se convirtieron en la primera empresa cuencana en recibir la Certificación ambiental.

La Certificación Ambiental Punto Verde nació como un incentivo, por parte del Ministerio del Ambiente, para alentar al sector público y privado a implementar buenas prácticas ambientales en sus procesos productivos y de servicios que generen un menor impacto ambiental en el planeta.

Esta certificación se otorga después de un estricto proceso de auditoría realizado por parte de los organismos evaluadores, a las diferentes empresas.

La certificación ambiental Punto Verde del Ministerio del Ambiente, está avalada por el Organismo de Acreditación Ecuatoriano (OAE). Este reconocimiento ambiental puede ser utilizado a nivel mundial por la empresa para demostrar que se esfuerza por trabajar a favor del ambiente.

La creación de nuevos productos con fibra de vidrio permite reemplazar inclusive el hormigón, por ello Equisplast crea postes para la distribución eléctrica con ventajas de bajo peso y resistencia a la corrosión e interperie. Esto permite llegar con ese material a lugares que antes eran imposibles por la dificultad de transportar postes de hormigón. Equisplas colaboró en la implementación de energía en Taisha, un cantón de Morona Santiago. (XPA)

Fuente: Hoy

Leave a comment

Socios Corporativos