Zamora: Busca mitigar daño ambiental

/ Leave a comment

Los técnicos de la Unidad de Medio Ambiente y Turismo del Municipio de Paquisha y el alcalde del cantón, Ángel Calva, inspeccionaron in situ las actividades mineras aluviales en el sector de Congüime, con el objetivo de constatar si se está implementando acciones que puedan emprender para mejorar la conservación ambiental producto de las actividades mineras.
En Congüime se realiza minería aluvial. En este lugar operan cerca de ocho frentes mineros dentro de la concesión minera chacras uno, aquí se ejecuta la explotación de oro con la figura de pequeña minería, es decir, mediante la utilización de maquinaria pesada (excavadoras, bombas de agua y las zarandas vibratoria para clasificar el material).

Minería Aluvial

Consiste en el relavado del material aurífero, en este caso de la quebrada de Congüime, el cual es trasportado a través de excavadoras que remueven material en una superficie que sobrepasa los 200 metros a la redonda con una profundidad de 40 metros.
Luego es depositado en las zarandas vibratorias o también llamadas (Z) para que el encargado de utilizar las mangueras a presión disperse la materia gruesa de la fina, en este último proceso es donde se encuentra el mineral (oro). Esto trabajos son en el día y en la noche.
Cabe indicar que, en el mes de octubre mediante resolución de Consejo se conformó una comisión para visitar en primera instancia los ocho frentes mineros, donde se constató que ninguna de estas asociaciones contaba con piscinas de sedimentación y además, existía un inadecuado manejo de los combustibles, luego del cual se le entregó las debidas observaciones del caso.
El informe constaba que las piscinas de sedimentación deberían ser implementadas a un costado de las zarandas vibratorias, sirviendo para separar el material aurífero (lodo) del agua, y a posterior ser depositadas en su estado normal para que siga su curso hasta desembocar en el río Nangaritza,
Sin embargo, en la mayoría de frentes mineros que operan en esta concesión han hecho caso omiso a las observaciones que se hizo en primera instancia la municipalidad, pues persiste la no implementación de piscinas de sedimentación lo que ocasiona un gran impacto ambiental en las aguas que desembocan en el río Nangaritza y en peor de los casos esta aguas acarrean combustibles desechados como diesel y gasolina.
Pablo Jaramillo, responsable de la Unidad de Medio Ambiente y Turismo del GAD de Paquisha, dijo que si luego del segundo llamado de atención no se toman las medidas de saneamiento ambiental necesarias, desde la municipalidad se recurrirá hasta los organismos de control como el Ministerio del Ambiente (MAE), Secretaria Nacional del Agua (Senagua), Ministerio de Minas, para que se tome acciones correspondientes.
El alcalde del cantón Paquisha, Ángel Calva, dijo que la minería debe ser consiente con el Medio Ambiente, para lo cual se deben tomar acciones que ayuden a mitigar el impacto que se produce al suelo y al agua, líquido vital de la humanidad.

Fuente: La Hora

Leave a comment

Socios Corporativos